UNA MAÑANA EN EL JARDÍN

El espacio acoge a un número pequeño de niños y niñas, actualmente somos 15 familias. Siempre hay un adulto acompañante formado por cada 4 ó 5 peques. Entendemos la importancia de que el espacio ha de ser amplio y no masificado para que se pueda dar el entendimiento, el juego libre, la escucha y la atención individualizada.
El juego se da tanto en el espacio cerrado como al aire libre y se
favorecerá la posibilidad de que los peques elijan en todo momento dónde
quieren jugar, siempre y cuando se pueda dar el acompañamiento res
El horario es de 9h a 14h, de lunes a viernes.

Los ritmos de la mañana:
Los niñxs llegan entre las 9h y las 10h de la mañana, siendo esa hora de
llegada para acoger debidamente a cada uno, escuchándole y acompañándole mientras se quita sus zapatos y abrigo y se pone las zapatillas de estar en “casa”. Cada uno tiene una cesta con su nombre en la que poder guardar sus juguetes, sus objetos de apego, las cosas que hacen y quieren llevarse a casa o regalar a un amigo. Es un espacio privado dentro de un lugar común.

A partir de ahí los niños y niñas eligen libremente qué quieren hacer.
Durante este momento el adulto podrá ofrecer alguna “actividad”
que surgirá de la escucha activa al juego de los niños ( maquillaje,
psicomotricidad, baile, cante, masajes, ….). Además el adulto podrá realizar
actividades ( pintar con distintos materiales, hacer collage, lijar, coser,
modelar, plantar, regar…) y los niños podrán elegir participar o no. Se trata
de no interrumpir el juego libre y espontáneo de estos, por ello no es una
actividad programada, si no que se dará espontáneamente, o bien el adulto
puede comenzar a realizar una actividad sin llamar la atención de los niños,
esperando a que estos se acerquen por motivación propia.

Alrededor de las 11:30h se invita a compartir el momento del desayuno. Este
será aportado por las familias. Será sano y variado (frutas, zumos, tortas
de arroz, frutos y frutas secas…). Todo el que quiera participar deberá
sentarse a la mesa. Este es un momento de compartir, de encontrarnos, de
hablar y de disfrutar un ratito juntas sentadas. Los niños pueden ayudar
a poner la mesa y preparar el desayuno si quieren. Los que no quieran
desayunar pueden seguir jugando sabiendo que ya no habrá más momento
para el desayuno.
Cuando el tiempo acompañe tomaremos el desayuno al aire libre.

Sobre las 12h habrá una invitación a jugar al aire libre para los peques que
no hayan salido. ( Dependiendo de si hay un adulto o más, se les podrá dar
la opción de estar dentro o fuera según deseen a lo largo de la mañana,
siempre y cuando puedan estar debidamente acompañados por un adulto ).

El parque es muy grande, tiene un bosque de hadas, árboles para esconder
secretos, laberintos de arbustos para perderse y encontrarse y una
montaña de piedra… También hay un parque con arena y columpios. Además
de un proyecto de huerto aprobado por el ayuntamiento.

En todo momento durante la mañana se da el diálogo abierto y la escucha.
La resolución de conflictos se da de forma lo menos intervencionista posible
por parte del adulto, apoyando ese diálogo, esa escucha y la expresión de
sentimientos por ambas partes. Según vayan siendo más mayores se podrá
incluir la asamblea en un momento de la mañana en la que todas podremos
expresar nuestros miedos, lo que nos gusta, lo que no, lo que nos ha pasado,
y redactar juntas una lista de normas a respetar por todas.

A las 13:30h llega el momento del cuento. Es momento de recoger los
materiales y prepararnos para escuchar, para imaginar, para viajar a otros
mundos y otras realidades, para soñar… Si el tiempo acompaña podrá
contarse al exterior. El cuento puede ser representado, acompañado de
música, vivenciado. Pueden participar las mamás y los papás que lo deseen.

Cuando el cuento termina es hora de prepararnos para la despedida, de
darnos besos y abrazos hasta el día siguiente.

La recogida será entre las 13:45h y las 14h. En este momento , la atención
de la mamá o el papá debe ser hacia su hijo o hija, que han pasado tantas
horas separados de ellos y tienen tantas cosas que contar, por lo que
ese momento se dedicará a la escucha activa a estos y no a hablar con la
acompañante. Si hay algo que la acompañante quiera o deba comentar lo hará por teléfono o mediante un encuentro personal en otro horario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s